Áreas de Trabajo

“Ilusión por aprender, Pasión por enseñar”

Óscar Fdez. León

Mi trabajo se desarrolla en las todas áreas relacionadas con el crecimiento personal y profesional del abogado, con el fin de ayudarle a lograr que su ejercicio y práctica profesional alcancen un nivel de calidad y excelencia que le permita disfrutar plenamente de una profesión más eficiente, productiva y humana.

Para ello, y sobre la base de un conocimiento profundo de nuestra práctica profesional y del empleo de las últimas tendencias en gestión de despachos, planteo, a través del conocimiento de habilidades y destrezas hasta ahora desconocidas, un modelo de ejerció profesional innovador y atrevido, en coherencia con los principios y valores que informan nuestra profesión.

En definitiva, mi visión se centra en ayudar a los abogados a sentirse plenamente satisfechos con su ejercicio profesional gracias a un proceso de mejora continua y permanente.

Gestión de Despachos

Óscar Fernández León: Gestión de Despachos
Los abogados, sea cual sea la forma de su ejercicio profesional (individual o colectivo) deben gestionar sus despachos como empresas con el finde dotarlos de la necesaria eficiencia y así poder sobrevivir en un contexto de mercado altamente competitivo y en el que la demanda del cliente es cada vez más exigente. Para ello, los abogados tenemos que implantar en nuestros despachos técnicas y herramientas importadas, con las debidas adaptaciones, del campo empresarial, puesto que ya no basta para la satisfacción del cliente los doctos conocimientos del abogado (que ya se presuponen cuando el cliente cruza la puerta del despacho) sino que aquella estará directamente relacionada con todo el trabajo de gestión y organización que en última instancia permite al profesional ofrecer el servicio.

Esta área, vastísima en contenidos, engloba todos los aspectos relacionados con la decisión del abogado de mejorar la eficiencia, productividad y competitividad de su negocio, empleando las herramientas y técnicas del liderazgo, planificación, organización, y control de todos los recursos del despacho, (al conocimiento, los recursos humanos, financieros, materiales, tecnológicos).

Clientes

Óscar Fernández León: Clientes
Los despachos de abogados existen gracias a la figura del cliente. Esto es algo obvio. Sin embargo, tradicionalmente, los abogados nos hemos centrado exclusivamente en el trabajo profesional que nos proporcionan, desatendiéndolo como persona, y con ello olvidando no solo la trascendencia que tiene su figura para el crecimiento del despacho, sino igualmente la riqueza que nos puede proporcional una relación humana basada en un elemento de tanto valor como la confianza.

Sobre este concepto, mi trabajo se desarrolla en todos los aspectos profesionales y humanos del cliente, tratando de entremezclar ambos semblantes con el fin de obtener ideas innovadoras a aplicar a la relación. Con ello, abarco todas las áreas que nos permitan conocer al cliente; ofrecerle y prestarle un servicio excelente; captarlo y fidelizarlo a través de unos procesos basados en la importancia de la percepción del cliente, sin olvidar la gestión adecuada de los mismos.

Desarrollo y crecimiento profesional

Óscar Fernández León: Desarrollo y crecimiento profesional
El abogado del siglo XXI desarrolla en nuestra sociedad un trabajo de mucho valor e importancia, dotado de una gran complejidad y que requiere de una altísima preparación técnica y humana de quienes lo realizamos. Consecuencia de ello, para el necesario desarrollo del mismo, hemos de estar creciendo constantemente en el conocimiento de nuevas habilidades y destrezas. No obstante, esta mejora debe producirse no sólo en los aspectos de capacitación técnica del profesional, sino que debe llevarse a cabo también en áreas humanas, profesionales y empresariales con el fin de dotar al profesional de los más variados conocimientos y prácticas que requiere como “hombre renacentista”.

Por tanto, en este campo, amplísimo por la multitud de facetas implicadas, se fomenta la enseñanza de habilidades que permitan al abogado a interactuar con eficacia en aspectos deontológicos, sociales, humanos, psicológicos y profesionales, haciéndolo un profesional más completo como persona y más sólido como profesional.

Oratoria y Pedagogía Procesal

Óscar Fernández León: Oratoria y pedagogía procesal
Actualmente, ya es suficiente para el jurista el conocimiento a fondo de la materia jurídica y su aplicación a los hechos controvertidos; tampoco le bastará disponer de cierta facilidad de expresión que nos permita exponer nuestra argumentación con elocuencia. La realidad es que los profesionales del derecho tienen que conocer y aplicar múltiples reglas, hasta ahora solo intuidas, que les permitirán ser más eficaces en sus intervenciones orales en sala, aprovechando al máximo sus recursos y, en cierta manera, disponiendo de una gran ventaja sobre aquellos que prescindan del empleo de dichas reglas.

En definitiva, mi trabajo tiene como objetivo que el abogado se esfuerce por conocer las reglas de la oratoria y de su estrategia, procurando con ello formarse de manera continua y permanente, lo que sin duda alguna lo llevará no solo será más eficaz en su defensa de sus clientes, sino que contribuirá con la obtención de una Justicia más recta y acertada.

Por otro lado, la Pedagogía Procesal, concepto novedoso, abarcaría un examen, estudio y reflexión de aspectos prácticos de nuestro ejercicio profesional, particularmente de nuestro comportamiento procesal y de la estrategia que debemos seguir al actuar ante los órganos judiciales, con el fin de ayudarnos a más eficientes y productivos en nuestra tarea litigadora.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies