¿Debemos los abogados dominar la comunicación no verbal?

standard
Óscar León: Cuando el abogado recorre la “milla extra” con su cliente

La estructura de la comunicación, o lo que es lo mismo, el conjunto de elementos que la integran, se encuentra formada por la parte “digital” (lenguaje verbal como son las palabras, las letras, los números) y la parte “analógica” (lenguaje no verbal o la forma en la que transmitimos el mensaje a través de la voz, los movimientos corporales, etc.).

Lo interesante de dicha distinción reside en que los seres humanos, a la hora de comunicarnos verbalmente y transmitir un mensaje, el componente digital solo participa en un 7% mientras que el digital lo hace en un 93%. Concretamente, la “mayoritaria” parte digital se distribuye en un 38% (a través del tono, ritmo, el volumen y las pausas de nuestra voz) y el restante 55% a través de elementos como la respiración, postura, gestos, movimientos de manos y brazos, movimientos de los ojos, etc.

Continuar leyendo en LegalToday.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − = dos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies