¡Delegar, divino tesoro!

standard
26.05.2011 Categoría: Gestión Sin comentarios

En nuestro último post tratamos sobre la importancia de emplear la herramienta de la delegación de tareas en el sector de la abogacía, analizando su concepto, fundamento, principios y beneficios. Hoy, de forma más práctica, entraremos a examinar las etapas de la delegación eficaz, plenamente extrapolables a nuestra actividad profesional, en las que un expediente judicial o extrajudicial siempre es susceptible de dividirse en distintas tareas que pueden ser ejecutadas por otros compañeros a través de la delegación. Practicando esta técnica, dispondremos de más tiempo para realizar lo esencial de nuestro trabajo y podremos organizarnos mejor.

Continuar leyendo en legaltoday.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× cuatro = 28

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies