El abogado y la adversidad, condenados a entenderse

standard
14.11.2014 Categoría: Nuestra profesión Sin comentarios
Óscar León: El abogado y la adversidad, condenados a entenderse

Revés, infortunio, mala suerte, desgracia son algunos de los nombres con los que identificamos a la muy denostada adversidad, situación que puede definirse como un acontecimiento que afecta directa o indirectamente a nuestros intereses personales y que percibimos como un daño o un perjuicio. También, puede considerarse como la propia percepción negativa que tenemos sobre dicho acontecimiento.

Sobre la adversidad se ha escrito mucho, pero nadie ha podido encontrar la causa o razón de la misma salvo que, entrando en el campo de la psicología, viajemos al interior de la mente de cada individuo. Y ello es así, dado que la adversidad no es más que la forma en que cada individuo valora, conforme a sus condicionantes mentales, un hecho exterior, lo que significa que ante un acontecimiento relevante solo la mente humana establece la diferencia.

Continuar leyendo en LegalToday.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 6 = dos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies