Hemos perdido los dos (o sobre los costes del acceso a la justicia)

standard
27.11.2012 Categoría: Nuestra profesión Sin comentarios

Tras darle muchas vueltas al asunto, Zacarías se había decidido a “tirar palante” e iniciar acciones legales contra el contratista que el año pasado había ejecutado la obra de reforma de su vivienda. A los pocos meses de concluir el encargo, el inmueble presentaba signos evidentes de que el trabajo había sido ejecutado deficientemente, y lo que era peor, las deficiencias comenzaban a agravarse (especialmente las humedades). Era imprescindible actuar.

Continuar leyendo en legaltoday.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete × = 49

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies