“Sólo una cosa es más dolorosa que aprender de la experiencia, y es, no aprender de la experiencia.” Peter, Laurence Johnston

Recientemente asistí a una audiencia previa de un juicio a la que concurrieron otros cuatro letrados. Dado lo complejo del asunto, durante la preparación de la audiencia presumí que la misma iba a ser algo complicada (más de lo que indicaban los quince minutos previstos por el Juzgado para la misma), por lo que el día antes me ocupe de repasar en su integridad y con detenimiento los preceptos que la regulan en nuestra norma procesal, lo que me dio la oportunidad de valorar, más si cabe, la importancia que para el resultado del juicio tiene está fase procesal.

Continuar leyendo en legaltoday.com